Notas

El Gran Paraíso de la Boca

Conoce una parrilla instalada en un viejo conventillo de 1920 en La Boca, al lado de Caminito, un lugar oculto entre vías, hogares, laberinto de adoquines y con unos de los patios más lindos de Buenos Aires, inmerso en árboles, arte, colores, tango y mucha historia.

Parrilla Gran paraiso: Il paradiso è alla boca

La parrilla Gran Paraíso è proprio in mezzo ad uno dei quartieri piú turistici e antichi di Buenos Aires che lega Argentina con Italia: La Boca. Questo articolo lo dedico a “la Polaca”, questo il soprannome del gestore di questo luogo incantato. Glielo devo da parecchio tempo!

El Gran Paraíso, el conventillo de la Boca devenido en parrilla sublime

En el corazón mismo de un barrio lleno de casas de colores, se encuentra una de las paradas obligadas de extranjeros y locales por igual. Justo detrás del Caminito, de cara a la vía del tren, nos encontramos con un lugar que si no es el paraíso, está bastante cerca de serlo. La atención impecable, la calidad de la comida, el precio y el ambiente, nos vuelven absolutamente firmes en nuestra recomendación: ¡vayan a conocer El Gran Paraíso!

Una parrilla en el conventillo

Vuelta de Rocha, Riachuelo, Bombonera y Caminito. Juntos, forman una postal recurrente del barrio genovés de la ciudad. En un viejo conventillo reciclado funciona El Gran Paraíso, donde confluyen la carne, el tango y una historia de inmigrantes.

Fiesta en el conventillo

Una pareja boquense se casó en el día del hincha de Boca. Una celebración bien azul y oro.

El Gran Paraíso

En el patio de El Gran Paraíso se mantiene un conventillo que data del año 1890. Es una construcción de chapas y maderas antiguas que conserva su estilo original. Se pueden visitar las habitaciones de la Planta Alta disfrutando de una maravillosa vista de Caminito Una experiencia única, almorzar al aire libre en un patio de conventillo o en una de sus habitaciones convertida en comedor, en el Barrio de La Boca, rodeado de plantas y arboles Es un paseo retro, un viaje en el tiempo, es parte de nuestra historia. El patio y el conventillo están sobre la calle Caminito y la entrada a la propiedad esta frente a las vías de un tren de cargas que todavía circula. Un lugar pintoresco, como todo el barrio de La Boca, ideal para pasear, almorzar y tomar fotos en familia.